telefono3 +34 633 810 053

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto

Plaza de la CorrederaLa plaza de la Corredera es sin duda alguna uno de los lugares más emblemáticos de Córdoba. Esta plaza, situada en pleno centro de Córdoba, ha sido testigo de grandes acontecimientos históricos que han tenido lugar en esta milenaria ciudad.
Te contamos lo que debes conocer de la plaza de la Corredera antes de visitarla.
  • Se trata de una plaza de planta rectangular de 113 metros de longitud y 55 metros de anchura, siendo una de las plazas de mayores dimensiones de Andalucía.
  • La plaza de la Corredera cuenta con numerosos arcos sobre pilares y balcones repartidos por todo su perímetro y recuerda a las plazas mayores de las ciudades castellanas como las de Madrid o Salamanca. De hecho, la actual arquitectura de la plaza se debe la remodelación que realizó el arquitecto salmantino Antonio Ramo Valdés a finales del siglo XVII por iniciativa del corregidor de Córdoba Francisco Ronquillo Briceño. Dentro de la homogeneidad del conjunto destacan dos edificios, que son anteriores a la remodelación: las Casas de Doña Ana Jacinto y la antigua Cárcel y Casa del Corregidor, que actualmente albergan el Mercado de Sánchez Peña.
  • Dispone de varias accesos. Entre ellas y accediendo desde la calle Rodríguez Marín, más conocida como calle Espartería, llegamos la plaza por la entrada por el Arco Alto, situado en la esquina superior, y en diagonal a esta se encuentra la salida por el Arco Bajo hacia la plaza del Socorro. Además se localizan los accesos más: uno por la calle Sánchez Peña que nos conduce hasta la plaza de las Cañas y otra entrada a través de una pequeña callejuela cerca del Arco Bajo, la calle Toril.
  • La plaza de la Corredera ha sido escenario de todo tipo de actos, desde ejecuciones públicas y autos de fe de la Inquisición de Córdoba, fiestas como la celebración de la victoria naval de Lepanto en 1571 hasta celebraciones de corridas de toros. De ahí el origen del nombre de la calle Toril.
El carácter comercial y festivo de la plaza de la Corredera se ha ido manteniendo desde su origen y actualmente es un centro de ocio y cultura donde de siguen celebrando actos públicos de diversa índole como el mercado medieval o actuaciones musicales como las que tienen lugar en la Noche Blanca del Flamenco.
La plaza de la Corredera es un enclave único que cautiva a todo el que la visita. Su ubicación en pleno casco histórico y el fácil acceso desde la plaza a los principales monumentos de Córdoba como la Mezquita-Catedral hacen de ella un lugar perfecto para tomar un descanso en uno de sus numerosos bares antes de continuar paseando por esta maravillosa ciudad.
Córdoba la ciudad de moda para viajar en inviernoQue sea la única ciudad con cuatro declaraciones Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ya es un motivo de sobra para visitar Córdoba. Aunque la primavera y el mes de mayo cordobés sean unas fechas especiales para la ciudad, cualquier época del año es ideal para viajar a Córdoba. De hecho una escapada a Córdoba en invierno tiene sus ventajas, entre ellas que el precio de los alojamientos es más bajo durante la época invernal. Además el invierno de Córdoba es suave y la mayoría de los  días son despejados y soleados, lo que permite pasear y disfrutar de sus plazas y callejas.
Más razones para visitar Córdoba en invierno…
 
El impresionante patrimonio histórico y monumental de Córdoba permanece en la ciudad los 365 días del año y no dejan de ser de una belleza inigualable en cualquier estación.
Una visita guiada por La Mezquita-Catedral, el barrio de la Judería y la Sinagoga, el Alcázar de los Reyes Cristianos, pasear por el Puente Romano, y la Calahorra… Sin duda alguna no te dejaran indiferente.
Los patios de Córdoba también se pueden visitar en invierno
Los Patios de Córdoba, también declarados como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO,  no únicamente se pueden visitar durante el Festival de los Patios, que se celebra cada año en mayo. Algunos patios de Córdoba se pueden visitar durante todo el año. Además durante el mes de diciembre los patios cordobeses se transforman en auténticas postales navideñas; los geranios y gitanillas dan paso a las flores de Pascua y otras plantas de invierno y se puede disfrutar del colorido y la alegría de los patios entre villancicos y dulces típicos de Navidad.
El conjunto arquitectónico de Mediana Azahara tampoco cierra sus puertas en invierno
La milenaria ciudad palatina de Mediana Azahara, situada a unos siete kilómetros de Córdoba, también ha sido declarada recientemente como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Muestra del poder de la dinastía omeya en el Califato de Córdoba, el actual conjunto arqueológico de Mediana Azahara merece sin duda alguna una visita guiada si viajas a Córdoba en invierno.
La gastronomía cordobesa
Si de algo puede presumir la ciudad de Córdoba, además de su patrimonio histórico, es de su gastronomía.
Repartidos por toda la ciudad puedes encontrar tabernas tradicionales o restaurantes donde disfrutar de los excelentes platos de la cocina tradicional cordobesa: salmorejo, flamenquín, guisos de rabo de toro… Además de los excelentes vinos de la denominación de origen Montilla- Moriles.
Cuatro declaraciones Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO deben de ser por algo: La Mezquita-Catedral, el Centro Histórico, los Patios de Córdoba y el conjunto de Medina Azahara… Cualquier época del año es buena para disfrutar de este patrimonio, ¿necesitas más motivos para viajar a Córdoba este invierno?

Plano Cordoba encordobate

Dirección de Contacto

enCórdobate, guías oficiales

Ronda de Isasa, 10

Portal 2, 1º1

14003 Córdoba (España)

Teléfono: +34 633 810 053

Email:info@encordobate.com

Conéctate

Logo Google Plus Google +

Logo Twitter Twitter

Logo Facebook Facebook